31 jul. 2012

1ª Clase Musicoterapia


QUÉ ES LA MUSICOTERAPIA
La música tiene la capacidad de mover al ser humano tanto en el aspecto físico como en el aspecto psíquico.

En musicoterapia se aprovecha este poder de la música y de todos sus elementos, sonido, ritmo, melodía y armonía, para conseguir alcanzar objetivos terapéuticos para mantener, restaurar y mejorar el funcionamiento físico, cognitivo, emocional y social de las personas.

LA MUSICOTERAPIA DURANTE EL EMBRAZO

La musicoterapia para embarazadas es beneficiosa para el cuerpo y la mente: estimula los sentidos y el aspecto emocional de la futura mamá.

Durante el embarazo, la música es beneficiosa para la salud física y emocional de la mamá y del futuro bebé. La música hace aflorar las emociones de la mamá y constituye una manera de alimentarse emocionalmente.

        Como primer paso, es importante que las futuras mamás se reconozcan y trabajen con su cuerpo, que va cambiando día a día, y se reencuentren a sí mismas para alcanzar la estabilidad emocional. Si bien la comunicación madre-hijo se produce de forma natural, a través de la música, se ve favorecida, debido a los estímulos sonoros-musicales.
Tanto los bebés como los fetos tienen una extraordinaria receptividad a la música. En diversos estudios se ha comprobado que el cerebro del bebé es capaz de reconocer unidades estructurales de la música tales como la tonalidad, la altura y el ritmo.

          El oído es el primer órgano del feto que se engancha a los sistemas neuronales del cerebro en desarrollo y el feto comienza a oír de la semana 20ª en el útero. Sabiendo que la voz de la madre sirve a modo de cordón umbilical alternativo para el desarrollo del bebé, como fuente de sustento ambiental, se deduce la teoría de que la dificultad auditiva en el útero y en los primeros años de vida puede llevar más a delante a discapacidades en la escucha y el aprendizaje y a problemas de tipo emocional.

Un elevado porcentaje de estímulo ambiental llega a través de los oídos y hay pruebas claras de que aproximadamente a partir de la semana 18ª de gestación, la música tiene un papel esencial en el proceso de crear conexiones neuronales en el cerebro del bebé en formación. Cuando el niño nace y a medida que avanza la edad, la música estimula y mejora su fisiología, su inteligencia y su comportamiento. Estos efectos son reales y medibles. Diversos estudios han  demostrado por ejemplo que la música es capaz de calmar o estimular el movimiento y el ritmo cardiaco de un bebé en el útero.

         Si el desarrollo del cerebro es el proceso de incorporar estructuras funcionales cada vez más complejas, entonces la música es un instrumento extraordinariamente eficaz para proporcionar esas estructuras. Esta incorporación comienza a nivel neuronal en el útero y después del nacimiento continúa con las estructuras de movimiento y cognición y las primeras vivencias de relación social.

         Ofrecer al feto y acercarlo al mundo de los sonidos musicales, es envolver a la criatura por nacer en un capullo de melodías maternales y vibraciones sanadoras (como dice Begoña Ibarrola en su libro “Música para antes de nacer”). La música y el sonido afectan  para bien o para mal a la mente, las emociones y el estado fisiológico de una mujer embarazada. Su grado de estrés general, su entusiasmo, su ansiedad u otras emociones, no solo dirigen su ritmo cardiaco, la calidad de respiración, postura y otros aspectos físicos que a su vez afectan al bebé que lleva dentro, sino que también inducen la secreción de hormonas que atraviesan la placenta y entran en el torrente sanguíneo del bebé. Si la mezcla de hormonas de la madre refleja con frecuencia un estado de miedo, angustia o desesperación, su bebé también incorpora ese mensaje. De este modo la química corporal más básica del bebé es configurada poco apoco por las emociones de la madre.

     POR QUÉ LA MUSICA CUANDO VAS A TENER UN BEBÉ?

Aprendiendo a reconocer e incorporar conscientemente los efectos de la música en la vida de tu hijo, puedes:

* Comenzar a comunicarte y conectar con él antes de        que nazca.  
* Estimular el desarrollo de su cerebro en el útero y en toda su  primera infancia. 
* Influir positivamente en sus percepciones y actitudes emocionales desde antes de que nazca y después.
* Darle modelos de sonidos a partir de los cuales él puede forjar su comprensión del mundo físico exterior.
* Disminuir su grado de estrés emocional o dolor físico, incluso en los primeros años.
* Favorecer su desarrollo motriz, como la agilidad y la soltura con que aprende a gatear, andar, saltar y correr
* Mejorar su capacidad lingüística, entre otras su vocalización, vocabulario, creatividad y belleza estética
* Estimular sus dotes sociales
* Mejorar su lectura, escritura, matemáticas y otras aptitudes  académicas, así      como su capacidad de recordar y memorizar
*  Ayudarlo a forjar un sólido sentido de identidad. 


En el trabajo terapéutico con la música se consigue:

* Que la madre aprenda a relajarse conscientemente, estimulándose y expresándose mediante la música y sus elementos, para contrarrestar las ansiedades y temores pasajeras del embarazo y crear un universo acogedor para la criatura en desarrollo.
* Fortalecer la comunicación madre-hijo desde antes del nacimiento, lo que permitirá el establecimiento del Vinculo que le ayude a sentirse seguro y rodeado de amor.
* Estimular el desarrollo del cerebro del bebé desde antes del nacimiento, lo que le permitirá y fortalecerá su desarrollo posterior
* Influir positivamente en las percepciones del feto y en sus actitudes emocionales a través de las propias percepciones de la madre
* Darle al feto modelos de sonidos a partir de los cuales él pueda forjar la comprensión del mundo físico,  del ámbito que se encontrará cuando nazca


PUEDES VER EL ARTÍCULO ONLINE HACIENDO CLIC AQUI

No hay comentarios:

Publicar un comentario